Ascega Hoy

La nueva Ley Concursal, sometida a análisis

 Entrevista a Diego Comendador Alonso, presidente de ASPAC

Con una larga experiencia y en su calidad de experto en la materia, Diego Comendador, presidente de la Asociación Profesional de Administradores Concursales (ASPAC), tiene mucho que contarnos sobre la nueva Ley Concursal (consultar aquí):

¿Qué cambios se han producido en el Proyecto de Ley desde la última vez que hablamos?

Hay dos modificaciones que son especialmente significativas” con respecto al proyecto de ley publicado a principios de año, nos explica:

  • En los requisitos de acceso al procedimiento abreviado de liquidación de PYMES

Para acceder al «procedimiento especial para microempresas», se han endurecido los requisitos.

De un pasivo inferior a 2 millones de euros, como rezaba el proyecto, ahora se exige un pasivo inferior a 350.000 € y una factura que no supere los 700.000 €.

De cubrir a prácticamente el 90 % de las empresas de este país, se reduce a un 30 %”, asegura Diego Comendador. Y sobre esto, ha existido unanimidad política.

  • En los requisitos de acceso al crédito público para personas físicas

Esta cuestión ha sido muy peleada con el Gobierno”, que pedía una exoneración total, y ahora se limita a deudas que no superen los 10.000 € tanto con Hacienda como con la Seguridad Social.

¿Y cómo ha sido la tramitación parlamentaria del texto legal?

“Lenta. No solo por el retraso en su aprobación”, comenta, sino también porque el propio texto contiene normas que todavía deben ser desarrolladas.

El procedimiento abreviado para PYMES no entrará en vigor hasta enero del 2023. Esto supone cierta indefensión durante el otoño difícil que nos espera. Agravado por el fin del plazo de la moratoria concursal el 30 de junio, prorrogada desde su promulgación durante la pandemia.

Pero lo que más nos afecta a los Administradores es la falta de regulación del Estatuto del Administrador Concursal, pendiente desde la reforma de 2013”.

¿En qué situación se encuentran los administradores concursales?

Actualmente existen problemas respecto del nombramiento (realizado por el juez, que también fiscalizará su actuación). También sobre la retribución.

Pero la nueva reforma, en su artículo 61 admite un «examen de aptitud» para poder desarrollar «concursos de menor complejidad».

Y aquí comienzan las dudas, pues con la reforma se crea la figura del «experto en reestructuraciones», con funciones similares.

¿Qué papel tiene el Derecho de la UE en esta reforma?

Muy grande, especialmente en el fomento de las reestructuraciones sobre las liquidaciones”, tal como se recoge en la Directiva 2019/1023, que ahora se transpone. Como ven, esta reforma para adaptarnos al ordenamiento europeo llega 3 años tarde. En eso coinciden todos los operadores.

Además, “en España reducimos el papel y las funciones del administrador concursal, una figura que tiene mucho más protagonismo en otros ordenamientos nacionales europeos”.

La figura del administrador concursal se encuentra con importantes retos ante un escenario que se presenta complejo. Especialmente porque, como nos dice Diego Comendador, “es una evidencia que los concursos de acreedores están aumentando”. Además, “la nueva plataforma para la liquidación de PYMES todavía se tiene que implantar”, en un difícil encaje entre reforma, saturación de juzgados y digitalización desigual.

Desde ASCEGA seguiremos informando sobre este tema.

Reiteramos nuestro agradecimiento a la Asociación Profesional de Administradores Concursales (ASPAC) y especialmente a su presidente, Diego Comendador, por la amabilidad y la atención.

Por J. Galiñanes

 

scroll to top