Ascega Hoy

El Banco de Alimentos hace un llamamiento al voluntariado y a las aportaciones solidarias ante el incremento de la demanda

Hace una década, la coruñesa Conchy Rey tuvo que ‘reinventarse’ profesionalmente a causa de la crisis económica que atravesamos. Desde entonces, esta Técnica en Valoraciones, tuvo claro que una de sus ocupaciones la encontraría en Balrial, el Banco de Alimentos Rías Altas, donde desde 2017 dirige los miles de operaciones que se realizan anualmente para facilitar alimentos a las personas menos favorecidas de A Coruña, Santiago y Ferrol. Sólo en 2021 repartieron más de 2,6 millones de kilos. Pero sin las donaciones y los voluntarios, nada pueden hacer. Por eso lanza un SOS a la solidaridad de los coruñeses.

 ¿Cuáles son los objetivos principales del Banco de Alimentos Rías Altas?

El fin último del Banco es atender la demanda de las personas que necesitan alimentos, a través de los almacenes que tenemos en A Grela, Meicende, Santiago y Ferrol, pero no directamente, sino a través de las 168 entidades que colaboran con nosotros, a las que entregamos cada 15 días el material que demandan, siempre que dispongamos de él, para su distribución entre los beneficiarios. Para hacer posible esta labor es imprescindible contar con voluntarios y donaciones.

¿Cuántos voluntarios colaboran con Balrial?

Actualmente contamos con 55 voluntarios que realizan un trabajo admirable en los 4 almacenes que tenemos en la provincia. En A Grela es donde se concentra el mayor número de personas, con 25; le sigue Meicende, con 17; en el almacén de Ferrol hay 8 personas, y 5 en el de Santiago.

¿Cuál es el perfil del voluntario?

Tenemos jóvenes que estudian o trabajan, o hacen ambas cosas y encuentran un rato para poder echarnos una mano, pero también hay personas menos jóvenes, prejubiladas y jubiladas. Todos forman un extraordinario equipo que ya les gustaría tener a muchas empresas.

¿Cómo es el día a día en el Banco de Alimentos?

Los almacenes suelen abrir entre las 8.30 y las 9.00 de la mañana y desde ese momento comienza una intensa actividad que se prolonga hasta las 13.00 horas. Este es el horario habitual, pero cuando es necesario también estamos trabajando por la tarde para atender cualquier recogida o salida urgente.

Mientras los conductores de las 3 furgonetas van a recoger los alimentos que las grandes superficies y cadenas de supermercados nos donan, otro equipo se encarga de ir montando los palés con las fichas de necesidades que cada entidad nos facilita. Además, cuando van llegando los alimentos, desde la administración se da entrada a toda la mercancía para que quede registrada, y otro equipo comienza a clasificarlos para colocarlos en su sitio para tenerlos disponibles en cuanto se necesiten.

¿Qué volumen de alimentos mueve Balrial anualmente y a cuántas personas llega?

El año pasado se distribuyeron 2.869.786 Kg/l de alimentos que fueron a parar a 26.427 beneficiarios de las 168 entidades benéfico-sociales y colaboradoras con las que trabajamos, una cifra que nos indica que desgraciadamente vamos aumentando año a año.

¿Cuál es el perfil de los proveedores y colaboradores en cuanto a la aportación de alimentos?

Grandes superficies, cadenas de supermercados, granjas, industrias y agricultores particulares colaboran donando muchos productos, mayormente frescos y perecederos, y en este apartado también enmarcaríamos los decomisos de pescados y mariscos que realizan las autoridades a causa del furtivismo. También muchos particulares a la hora de hacer su compra hacen otra para el Banco de Alimentos y nos la envían desde el establecimiento. Los alimentos no perecederos generalmente los adquirimos nosotros a través de las donaciones económicas que nos hacen particulares, empresas, colegios profesionales y administraciones, con las que también contribuimos a sufragar los gastos de funcionamiento de los almacenes.

¿Con qué entidades trabajan para la distribución de los alimentos?

Desde asociaciones vecinales, culturales, benéficas y sociales a organizaciones religiosas, fundaciones y ayuntamientos. Todas desempeñan un papel imprescindible en la entrega de alimentos a las personas que lo necesitan.

¿Cuáles son los requisitos que deben cumplir para recibir alimentos del Banco destinados a los más necesitados?

Deben recoger en sus estatutos que una de sus finalidades es el reparto de alimentos a personas necesitadas. A partir de ahí se firma un convenio de colaboración y las entidades tienen que facilitar los datos personales de todos los beneficiarios para así tener un registro y seguimiento, de manera que no se produzcan duplicidades con otras acciones solidarias de la misma índole.

¿Son los coruñeses solidarios con el Banco de Alimento?

La gente de A Coruña es de las más solidarias de España, y esta afirmación la hago basándome en datos concretos que todos los años ponemos en común los Bancos de Alimentos de todas las provincias españolas. Los coruñeses estamos en el quinto o sexto lugar, por detrás de ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza, con una población mucho menor.

¿Cómo puede colaborar una persona, empresa o entidad que quiera hacerlo?

A lo largo del año cualquier ciudadano, empresa o entidad que quiera hacer alguna donación, bien sea de productos o económica, puede contactar con nosotros a través del teléfono 604001206 o del correo electrónico almacen@balrial.org. Pero tenemos otro modo de colaborar que es imprescindible, sobre todo en el desarrollo de las campañas de recogida de alimentos, y es la figura del voluntario, que en grupos de dos o tres personas informan a los ciudadanos que acuden a realizar sus compras a los supermercados o grandes superficies. Para participar como voluntario, y puede hacerlo cualquier persona porque se trata únicamente de informar, los interesados pueden dirigirse al teléfono 981925826 o al correo voluntarios@balrial.org. Dedicar 3 horas de tu tiempo un día al año nos resulta de gran ayuda cuando llega la campaña estrella.

¿Qué campañas de recogida de alimentos que desarrollan a lo largo del año? 

Aunque durante la pandemia no pudimos realizarlas y sólo podían hacerse donaciones económicas, este año las hemos retomado, y después de haber realizado las de ‘Mayo Solidario’ con Gadis y ‘Zampa Kilos’ con Eroski, ahora nos queda la más importante, La Gran Recogida, más conocida como ‘Operación Kilo’, que se llevará a cabo los días 25 y 26 de noviembre de forma simultánea en toda España. Otra de las campañas de sensibilización y recogida que realizamos se desarrolla en el colegio, donde el año pasado los alumnos de 80 centros educativos de A Coruña, Ferrol y Santiago lograron una aportación de más de 21.300 kg/l de alimentos y cerca de 9.000 € en donaciones económicas. Charlas sobre consumo responsable, el papel de los bancos de alimentos, junto a concursos de dibujo y visitas a los almacenes de Balrial completan esta iniciativa entre los más pequeños.

Entidades benéficas cifran el incremento de la demanda de los servicios que prestan en un 35% este año 2022. ¿Es el caso de Balrial?

La demanda de alimentos no deja de crecer. Las entidades cada día piden más, porque cada vez más personas acuden a ellas y, además, muchas veces las mismas familias beneficiarias tienen mayores necesidades porque el paro les ha dejado sin ingresos con los que completaban la cesta de la compra. Podemos decir que la entrega de alimentos ha subido este año un 30%, aunque la demanda es mucho mayor, pero tenemos que hacer un reparto equitativo en función de lo que tenemos.

¿Cómo ve la situación de aquí a final de año?

Si la guerra de Ucrania acaba, nos irá mejor, pero ni vamos a pasar hambre ni moriremos de frio, aunque sí se prevé una mayor demanda de alimentos porque tras el verano el paro aumentará. Hoy el perfil de las personas que tienen necesidad de alimentos ha cambiado. Ya no son solamente extranjeros o personas paradas las que recurren a nosotros, amigos y familiares nuestros a los que no les llega el sueldo porque tienen uno o dos hijos y no pueden afrontar gastos de luz, alquiler, hipoteca… y la cesta de la compra acuden a estas entidades benéfico sociales.

¿Con qué proyectos de futuro cuentan?

En octubre celebraremos el ‘Mes del Voluntariado’ junto con otras organizaciones no gubernamentales y con el Ayuntamiento de A Coruña para tratar de incrementar el número de colaboradores, porque son imprescindibles.

Por otra parte, desde que se inició la invasión de Ucrania, 15 voluntarios realizamos dos viajes, en los meses de marzo y abril, para traer a Galicia a 40 y 50 refugiados. Cuando todo acabe volveremos para ayudarles en lo que podamos desde Balrial.

Si tuviera que lanzar un mensaje para reforzar la gran labor social y benéfica que desarrollan, ¿Qué diría?

Invitaría a todos los ciudadanos a que conocieran la labor que realizamos y a que colaborasen como voluntarios o como donantes con nosotros, porque sin ellos no somos nada, porque no tendríamos alimentos ni nada que repartir entre los menos favorecidos. Y a las administraciones les pediría una mayor consideración con la labor que desarrollamos, porque si dejamos de hacerla tendrían serios problemas.

Por Alberto Martínez

 

 

scroll to top