Ascega Hoy

Predicar y dar trigo

Con la inflación disparada desde hace año y medio, a igualdad de ingresos, nuestro empobrecimiento ya roza el 15% desde entonces

Paradójicamente los salarios están congelados para evitar una espiral de inflación pero los ingresos tributarios están disparados .

Ese crecimiento desmedido de la recaudación fiscal que ya narré en otro artículo (https://ascegahoy.es/2022/07/04/disfruten-del-verano/), de hace dos meses, nos mostraba como esta crisis no la sentían igual los gobiernos que a pie de calle.

Durante estos meses nos pidieron sacrificios y paciencia. A ellos las cuentas si les cuadraban.

Cuando digo “ellos” me refiero a todos, porque de todos los colores son las Comunidades  Autónomas que comparten las recaudaciones fiscales con el Estado.

El problema es de órdago porque hay que minorar ese empobrecimiento general para que el consumo no se pare. El como, qué y cuando se hace,  es el debate.

La vicepresidenta Yolanda Díaz apuesta por subir salarios y SMI. Mientras Feijoo, líder de la oposición insta al gobierno a deflactar el IRPF.

No me apetece ahora profundizar en lo que propone Diaz porque me parece que tiene mas que ver con un modo de hacer política buscando adeptos que con una solución reflexiva para el conjunto.

En cuanto a la deflactación de IRPF que plantea Feijoo hay que decir primero en que consiste:

En un entorno inflacionario como el que nos encontramos, a igualdad de tipos impositivos, se produce de forma natural un notable incremento de los ingresos tributarios.

Lo que se pretende con una deflatación es rebajar temporalmente los tipos impositivos para reducir ese exceso transitorio de recaudación fiscal y que todos los ciudadanos dispongamos de algo más de renta disponible.

No hay una solución mágica, y aceptando que habrá que acabar subiendo los sueldos en una medida, parece bastante sensato que empecemos deflactando el IRPF.

Es difícil que aceptemos los ciudadanos que en momentos de tantas apreturas personales, las Administraciones,  estén haciendo “el Agosto”.

Ahora bien, ¿el Partido Popular lo plantea como su solución o como un cartucho más de la contienda?

Si realmente comparten como muchos de nosotros que es preciso y posible bajar la presión fiscal en la coyuntura actual, deberían primero ejemplificar con lo propio.

¿Pueden en Galicia aprobar deflactar el tramo autonómico para minorar la sobrerecaudación autonómica?

No tengo duda de que pronto lo tendrán que anunciar,  por eso de,  “Predicar y dar trigo”.

¡Iremos viendo!

Por Javier de la Fuente Lago

scroll to top