Ascega Hoy

Uno más

Cuando entramos a la fibra en cualquier sueño o cualquier promesa nos damos cuenta lo que cuesta moverse sin comprometer

Este edificio sindical de los años sesenta, hoy sin uso, parece va a ser comprado por el ayuntamiento de Betanzos una vez se apruebe en el próximo Pleno municipal.

Publicaba la prensa estos días información sobre el informe de la interventora municipal advirtiendo negativamente sobre la compra.

El precio propuesto de compra unido al indeterminado coste de rehabilitación puede llegar a ser un lastre en próximos ejercicios.

Yo aún voy más allá por cuanto vamos en una carrera sin fin de acaparamiento de edificios y mantenimientos cuando los datos demográficos dicen lo que dicen.

Los sueños,  son ideas que se pueden transformar en proyectos cuando dispones de recursos para sostenerlos en el tiempo. Y desgraciadamente no se ven muchos claros en el horizonte .

No hay dotación, no hay estimación de coste de rehabilitación, tampoco se vislumbra con esta compra mejora de ningún  servicio. Y lo más importante ¿Tenemos ya resuelto todo lo prioritario?

El terreno de lo prioritario es muy personal y en mi opinión esto no lo es, claro que quien se puede oponer a algo que parece positivo sin profundizar.

“Todo aquello que destinamos a lo menos necesario minora y va a cuenta de los servicios esenciales”.

En una coyuntura que apunta a que los recursos públicos serán más limitados en el corto y medio plazo,  más que hacer una relación de sueños,  es necesario establecer una relación de prioridades para tratar de sostener,  lo máximo posible,  los servicios públicos.

Lo cierto es que no se les puede achacar que sea una ocurrencia del momento porque lo llevaban en su programa electoral.

Programa que se supone habrán leído los ciudadanos antes de concederles la mayoría absoluta.

Por eso que este no es un problema de este o aquel Gobierno sino de una ciudadanía que trasladamos unas necesidades que no son tal y unos partidos políticos más pendientes de agradar que de poner buenos pilares con sus programas.

Cultivar el espíritu crítico más que criticar nos podría ayudar a salir de esta progresiva autocomplacencia y aburguesamiento en que nos encontramos.

Betanzos como sociedad,  tendrá que reaccionar en algún momento para enfocarse en una dirección que nos aleje del letargo.

Proyecto de ciudad con sus fines, pero también sus medios.

En mi opinión aún es posible que el gobierno municipal posponga esta compra en base a que debiera ser cesión, y que no estamos en tiempos de atender a sueños por muy interesantes que parezcan.

Tendrán que valorar y decidir  todas las circunstancias actuales para que esa supuesta mejora que esperan no se convierta en una nueva carga futura.

¡Ellos mandan, ellos deciden!

Por Javier de la Fuente Lago

scroll to top