Ascega Hoy

¿Economía sana o Gobierno marrullero?

Me ocurre hace tiempo algo terrible, ya no me creo las cifras oficiales de las instituciones gubernamentales. Con mis compañeros de tertulia económica de @intercoruna es una queja recurrente. Ellos me dicen que el INE, INSS y demás instituciones no dan cifras falsas, yo les digo que hacen trampas y que los límites de la «cocina de datos» los han traspasado hace demasiado tiempo. Añado que las cifras tendrán base real ,pero no me las creo.

Todos conocemos las manipulaciones de Tezanos al frente del CIS, esas encuestas que dan intenciones que no cuadran, siempre favoreciendo al gobierno Central y que la realidad termina desmintiendo sin que se exijan responsabilidades por prevaricación o fraude.

Me ha pasado recientemente con las cifras de creación de empresas, fallecidos por el COVID, situación de la economía y aun más recientemente con la encuesta de población activa del Instituto Nacional de Estadística a raíz de la entrada en vigor de la  nueva reforma laboral.

Les explico un ejemplo de trampa en la última EPA; cómo nos trasmiten una tendencia positiva cuando la realidad es otra.

El mercado laboral registra una serie de empleos claramente temporales por ser estacionarios, como puede ser la recogida de fresa o uva en temporada, los servicios de hostelería en zonas turísticas, etc.

Hasta ahora y con toda la lógica, cuando realizabas un trabajo,  salías de las listas del paro y tras terminarlo volvías a ella.

Ahora el gobierno legisla contra el sentido común y decide que no puedes contratar sólo cuando se precisa la mano de obra, pero tampoco te obligan a tener en plantilla a una persona que sólo va a trabajar, pongamos por caso, tres meses al año.

Para ello crean una figura llamada «fijo discontinuo», que es en si mismo una contradicción, por la que te hacen fijo sin serlo. Eres fijo a efectos estadísticos, pero sigues trabajando tres meses al año.

¿Sólo cambia la denominación? Pues no exactamente.

1.- La EPA refleja un aumento significativo de los contratos fijos, pese a que no han cambiado en la realidad esas cifras, para nada.

2.- Durante el periodo de no trabajo, en nuestro caso 9 meses al mes, el fijo discontinuo no figura en las listas como parado, «es otra cosa» dirán.

No cambia nada a todos los efectos. Siguen cobrando/cotizando sólo mientras trabajan, entiendo que tendrán derecho a paro,  cuando no lo hagan y a efectos de jubilación,  contarán esos tres meses junto a los periodos legales de desempleo.

¿Obra maestra del marketing o directamente marrullería?

Juzguen ustedes, yo lo tengo claro, pero hablamos de 351.000 trabajadores que estaban en un lado y ahora están en el otro sin que medie ningún cambio en la situación laboral de esas personas.

¡Que no les vendan la moto!

Por Carlos Sánchez 

scroll to top