Ascega Hoy

Despilfarro

Piquetes ultras

La estupidez no tiene límites. La prueba irrefutable la encontrarás escuchando a nuestros líderes políticos. Las carreteras colapsadas por los transportistas y el Presidente del gobierno dice que se debe a la actuación de piquetes de ultraderechistas.

La tontería no tendría mayor importancia dicha por otro, pero si el Presidente dice lo que piensa, quiere decir que anda desnortado. Y después del Presidente, aparece el Ministro, que puntualiza: “solo son unos pocos piquetes de ultra.”

Solo hace falta coger el coche y comprobar que cientos de piquetes controlan el tráfico tras cada curva o rotonda, y miles de camioneros circulan lentamente colapsando la circulación, incluso entre las calles de las ciudades españolas.

Pero el pensar que la mano negra de la ultraderecha está detrás de todo esto es inventar un diagnóstico erróneo, desde el que es imposible llegar a una solución del problema.

Podemos encarcelar a todos los radicales, y el problema seguirá.

A ver si soy capaz de explicar el problema del transporte:

España es un país que se conecta por carretera a nivel mercancías. Si comparásemos con Francia, por ejemplo, veríamos que ellos son más de trenes, mucho más eficiente, ecológico, y económico. Pero España es dependiente de los camioneros. Y ya vemos como todos los sectores, desde el lácteo al manufacturero o comercial, dependen de él.

En este escenario, un camionero-por simplificar al máximo-, lleva meses comprobando que, a final de mes, no le queda nada de sus ingresos para alimentar a su familia. Se frustra por lo mucho que ha trabajado, pero se tiene que enfrentar al cambio de neumáticos, al pago de la factura de combustible, etc. y no solo no tiene de donde sacar para su familia, sino que tiene que poner dinero-que no tiene-.

Esta es la realidad, independiente de lo que vota el que está en el piquete.

Y si vemos los costes del transporte, vemos que el combustible es clave, y que sube incluso cuando baja el barril de petróleo.

Ya sabemos que más de la mitad del precio son impuestos, y seguimos diciendo que son los ultras.

La realidad es que tenemos una administración experta en exprimirnos a impuestos, y poco hábil en la correcta gestión de los dineros.

Llegados a este punto, es relevante leer el análisis dela Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que dice que resulta evidente que las Administraciones españolas tienen “un enorme margen de maniobra para reducir el gasto. Y el enorme peso del gasto del estado sobre el conjunto de la economía es un problema a resolver.

Por seguir concretando, me gustaría traer a colación la construcción de la Vía Ártabra en Galicia, que acumula 25,000 millones de pesetas invertidos y ya se sabe que la concesionaria de la A9 se niega a que se conecte con ella, que era lo previsto.

Parece que el “Proyecto Gaias” resucita, y tendremos un nuevo monumento a la barbarie de la gestión pública.

Creo que es justo denunciarlo, igual que en otros casos he destacado el servicio sanitario y el estado del bienestar.

Curiosamente, al gestor de esta barbarie le premian en Madrid y le proponen como Presidente del principal partido de la oposición, posición previa a candidato a Presidente del gobierno.

Me pregunto si hay dudas de la coordinación de la inoperancia de las consellerías de infraestructuras, medioambiente y cultura en este proyecto, y en el responsable de ello.

Pero la cosa no queda ahí:

Esta situación ha sido denunciada al Sr. Losada, anterior delegado del Gobierno en Galicia, que dijo que no debe hacer nada “por lealtad institucional», al ser un proyecto de la Xunta.

La cuestión es que cuando pagamos impuestos, no sabemos que administración va a despilfarrarlos, Y mientras, los camioneros pagando impuestos para sostener el gasto público.

Alberto, lamento no poder explicártelo directamente, pero ya van tres solicitudes de cita sin respuesta.

Por Javier Rodríguez -Losada Boedo

scroll to top