Ascega Hoy

“Creo que al final hemos conseguido crear un bar muy simple y práctico, pero a su vez original y con mucha alma”

 “Twinfin sería el local y Rumba Is Good el estilo de vida”

 

Pablo Montero, copropietario de Twinfin Bar y Rumba Is Good

 Te dedicas a la Sanidad, pero también eres emprendedor. ¿Cuándo te lanzaste a emprender y por qué razón?

Sí, estudié la carrera de Farmacia en Santiago de Compostela y una vez establecido en el sector (me compré una Oficina de Farmacia hace tres años) me di cuenta de que todavía me quedaba tiempo y ganas de montar algo más. Y como yo siempre he sido deportista (hago surf) y he viajado un montón por este tema (campeonatos, búsqueda de olas…), he ido viendo un montón de cosas que me gustaban mucho y que no había en esta ciudad. Entonces, las iba apuntando todas y al volver a casa siempre las repasaba y las analizaba para ver la posibilidad de llevar a cabo alguna: estudiaba la normativa aplicable, veía los permisos necesarios, buscaba un posible local, hacía números… siempre fue como un reto para mí.

¿Cuándo nace Twinfin Bar? ¿Cómo lo definirías? ¿Qué tipo de público es el más habitual?

En unos de esos viajes de surf por Indonesia con mi amigo Pablo Muiños, los dos hablamos de montar algo nuevo de fiesta en Coruña. Algo con aires frescos, internacionales y de vacaciones. Con esto me refiero a algo que yo siempre digo mucho: ¿Cómo es la mentalidad de la gente cuando se va de vacaciones o de Erasmus? Por lo general, se puede decir que disfrutan más, viven más la vida, están más relajados, se apuntan a más planes, son más extrovertidos… ¿o no? Pues, ¿por qué no intentar traer y aplicar todas estas sensaciones y actitudes a casa, a nuestro día a día? Eso es lo que más o menos pretendemos con nuestro local: que la gente se lo pase bien, sea simple, se sienta cómoda, como si estuviera de vacaciones.

El local está en una zona que parece haber resurgido en cuanto a ocio y hostelería, ¿qué os aporta estar en la zona del Orzán?

Como este proyecto era algo creado 100% por nosotros, no nos valía un traspaso. Queríamos hacer algo nuevo y creativo. Para esto, intentamos eliminar todas las primeras ideas que tuvimos, las ideas más obvias o sensatas, por decirlo de alguna manera. Todo el mundo, por ejemplo, pondría en su local unas bonitas lámparas, nosotros sin embargo cogimos unos cazos oxidados y les pusimos una bombilla. Nuestras mesas también son barriles viejos y oxidados. Haciendo esto yo creo que al final hemos conseguido crear un bar muy simple y práctico, pero a su vez original y con mucha alma.

En cuanto a la zona, somos surferos de toda la vida así que la playa tenía que estar cerca sí o sí. También queríamos estar protegidos del viento y estar lo más cerca posible del centro. Además, tener terraza hoy en día es fundamental así que no había muchas más opciones; nos pusimos en contacto con el dueño del local, que lo tenía de almacén/oficina y llegamos a un acuerdo.

También impulsáis acciones solidarias, ¿Cómo surge este tipo de colaboraciones y qué aportan al negocio?

Sí, esa es quizás la parte que más me gusta, el poder ofrecer algo de retorno al cliente o a la sociedad. Nuestro primer evento solidario fue una fiesta benéfica. Ese día, todo el beneficio recaudado lo donamos a @wavesforheart, una organización sin ánimo de lucro para las cardiopatías, sobre todo en niños.

Eres también parte del movimiento Rumba is Good. ¿Cómo se te ocurre crear una cuenta de Instagram de humor y cómo ha llegado a ser lema de productos textiles? ¿Cuál es el futuro de esta marca?

Esa es para mi la base de la vida. El estar feliz. Hoy en día estamos todo el día mirando el móvil, así que, que menos que el móvil nos saque una sonrisa, ¿no? Subiendo “memes” yo creo que algo ayudamos a que la gente se lo pase bien, por lo menos un rato, y a que desconecte. Esa es la idea originaria del bar también.

Básicamente Twinfin sería el local y Rumba Is Good el estilo de vida, como decimos en la playa. Por eso, en el Twinfin (que además de bar también es una tienda de ropa) vendemos ambas marcas. También tenemos una web con venta online de productos textiles www.rumbaisgood.com

¿Cómo has vivido la pandemia en tus dos facetas profesionales? ¿Qué efectos ha tenido en los negocios?

Pues han sido unos años bastante raros la verdad. En la farmacia nos tocó trabajar extremadamente y en el bar estuvimos cerrados o limitados mucho tiempo. Además, fue justo cuando empezábamos las obras y no sabíamos si parar o si seguir adelante con el proyecto. Fueron unos meses muy difíciles para la empresa. Al final optamos por apostar, y doy gracias por haber tomado esa decisión.

¿Tienes algún otro proyecto en mente?

De momento nuestro único objetivo es poner a andar bien este negocio, ya que hasta ahora casi todos los meses hubo alguna modificación de horarios, aforos o normas por parte de la Xunta. Ahora parece que la cosa se empieza a estabilizar, entonces queremos protocolizar un poco todo y profesionalizarnos. ¿Cuándo vuelva a tener tiempo? Quién sabe, quizás haga alguna otra cosa de la lista.

 

scroll to top