Ascega Hoy

Carta abierta a Odon Elorza

Por Juan José Lojo Fandiño
A Coruña, 26 de Noviembre de 2021
AscegaHoy. Opinión
Tengo por seguro que el Sr. Elorza, Don Odón, jamás leerá estas líneas escritas con la serena indignación que me merece su “actuación” en el Congreso de los Diputados acusando de “franquistas “y “golpistas de vocación” a los diputados de la derecha.
No obstante, mi sentimiento democrático y libre de toda ideología visceral me permite responder a ese personaje cuyo rostro refleja tal vez la fealdad de su interior que se supone lleno de odio hacia los que no piensan y actúan como él.
A sus 66 años el Diputado Elorza (Don Odón), no tiene en su historia laboral, ni un solo día de cotización fuera del paraguas que le ha proporcionado su militancia política dentro de las filas del PSOE: concejal, diputado autonómico y 20 años de alcalde de San Sebastián. Cuando perdió la Alcaldía inmediatamente fue recolocado en el Congreso de los diputados. Es decir 46 años cobrando del erario publico, eso sí, sin cambiar de Empresa (PSOE) en la que continúa (de momento).
El Sr. Elorza (Don Odón), ha visto como muchos de sus compañeros de partido eran vilmente asesinados por la barbarie del terrorismo etarra y lo que aún es más triste, después de que España se hubiese convertido en una democracia plena mediante el voto emitido por los ciudadanos (supongo que también el suyo).
Lograda la transición desde la dictadura a la democracia, ETA continuó asesinando y Vd. Sr. Elorza siempre mostró una circunspecta prudencia para condenar dicha barbarie. En unas declaraciones reconoció que habían sobrado “silencios” a la hora de mostrar “coraje cívico”. Es decir: se mostró “prudente” (cobarde), ante el chantaje y continuos asesinatos de personas inocentes incluidos niños. Siempre continuó con su actitud comprensible y cercano con los postulados de Bildu defendiendo los pactos de su partido con aquellos que son herederos políticos de los que han matado a sus compañeros.
No puedo por menos que recordar la “conciencia” de Odón Elorza cuando era alcalde de San Sebastián y el 23 de septiembre de 2000, tomó vacaciones para no asistir a la manifestación convocada en la capital guipuzcoana por el colectivo ¡Basta ya!, en contra del terrorismo de ETA y a favor del Estatuto y de la Constitución. Ni firmó el manifiesto lo que ha causado malestar en las filas de su propio partido. Tampoco el día 21, cuando ETA asesinó al concejal del PP de Barcelona José Luis Ruiz Casado pidieron al alcalde, en la Comisión de Gobierno, que como presidente del Festival de Cine de San Sebastián, pidiera que en la gala se guardara un minuto de silencio y lo valoró negativamente «porque puede crispar el ambiente”.
Usted,  Sr. Elorza,  ha mencionado uno por uno a varios socialistas vascos asesinados por ETA y que fueron amigos suyos, como Fernando Múgica, Ernest Lluch o Enrique Casas, así como al general Rafael Garrido, asesinado en San Sebastián en 1986, o incluso al concejal del PP Gregorio Ordóñez, abatido en 1995. Y no ha tenido la decencia en base a ese recuerdo de criticar o votar en contra de los pactos contra aquellos que son amigos de los asesinos.
Es rigurosamente cierto Sr. Elorza que los que ahora se sientan en el Congreso de los Diputados lo son gracias al sistema democrático que le hemos dado todos los ciudadanos de bien, lo que no tienen y Vd. tampoco, es la ética para oponerse al igual que ha hecho hace unos días rompiendo la disciplina de voto de su partido para oponerse a la designación de un candidato propuesto por el PP.
“ No sean tan miserables, y dejen ya en paz el terrorismo de ETA. ETA desapareció, ETA no está aquí, aquí no hay terroristas. Aquí lo que hay es franquistas, unas derechas de vocación golpista», sentenciaba usted.
Mi pregunta es: Sr. Elorza si no hay terroristas en el Congreso ¿por qué dice Vd. que hay franquistas y golpistas? Si unos y otros han sido sometidos al proceso de las urnas,  ¿por qué usted condena a unos y a otros no? Tal vez sea debido a que está usted en horas bajas ante su partido y desea reparar el acto de romper la disciplina de voto (cosa que no critico) y perpetuarse en el partido unos años más.
Sr. Elorza, (Don Odón), hágaselo mirar. Ya le informo a usted y a aquellos que piensen como usted,  que no se molesten en insultarme por pensar de esta manera, ni soy fascista, ni nazi, ni pertenezco a partido político alguno…bueno si, a uno que se llama CONSTITUCIÓN Y ETICA DEMOCRATICA.
scroll to top