Ascega Hoy

Nunca es triste la verdad

Por Javier de la Fuente Lago
A Coruña, 23 de Noviembre de 2021
AscegaHoy.Opinión

Llevamos ya demasiado tiempo escuchando el voy no voy de la reforma de las pensiones. Mas que cansino resulta desolador cuan infantiles nos consideran.

En España contamos con un sistema construido en base a la solidaridad intergeneracional que mientras creciesen las bases de cotización y los cotizantes tendría una solvencia indiscutible.

Creo que todos somos conscientes lo que nos jugamos con nuestro sistema de pensiones públicas  porque cualquier otro modelo no ofrece tanta seguridad pero para eso hay que dotarlo, no abusar de él y aceptar que la prestación ira en relación a lo cotizado.

Los autónomos somos los primeros que debemos reflexionar sobre esto último porque el Sistema aún nos permite elegir el tramo de cotización y consecuentemente cobraremos en función de la cotización elegida.

El aumento de la esperanza de vida, el abuso de prejubilaciones, la reducción generalizada de la bolsa de cotizaciones por la coyuntura económica y previsible bajada de cotizantes en los próximos años,  han encendido definitivamente las luces de alarma.

Toca pues que aborden de modo inaplazable nuestro futuro,  y es conveniente que nos lo clarifiquen ahora para que responsablemente,  todos podamos prever y planificar mas pronto que tarde.

Va siendo hora de que nos traten como adultos y nos digan lo que a todas luces parece evidente. Que este reequilibrio del modelo lo pagaremos entre todos: ricos y pobres, empresarios y trabajadores, cotizantes y pensionistas.

Lo pagaremos entre todos porque,  todos somos el problema y todos también la solución.

Aunque creo que tengo motivos para pensar que ni lo van a afrontar en profundidad, ni van a ser tan claros como pido, y por supuesto no habrá un pacto de estado sobre el tema,  claro que con toda la información que tenemos los ciudadanos,  mal haríamos si no tratamos desde ya cada uno de nosotros,  lo necesario para abordar nuestra situación personal y anticiparnos.

¡Poner la venda antes de la herida,  que a buen seguro nos vendrá!

 

scroll to top