Ascega Hoy

El chocolate del loro y dar ejemplo

Por Juan José Lojo Fandiño
A Coruña, 23 de Noviembre de 2021
AscegaHoy. Opinión

Se dice que el chocolate del loro se usa para designar aquella situación en la que tratan de equilibrar la economía doméstica prescindiendo únicamente de pequeños gastos, sin entrar en los grandes. Extendiendo este significado, tenemos que la expresión viene a decir que, para arreglar un gran problema, a menudo económico, se atacan los aspectos nimios, con poca relevancia, y se dejan los importantes.

También en América (Colombia para ser más precisos) se le suele enseñar a los loros a repetir… «lorito quiere cacao, lorito quiere cacao», que con seguridad guarda relación la historia, del famoso pájaro. Esto es muy semejante a las continuas y desmedidas peticiones de los partidos nacionalistas repitiendo constantemente sus peticiones que consiguen, como hace el loro, en base a dar votos por chocolate. Pero algún día más pronto que tarde, ya no tendrá el gobierno reservas de chocolate.

Ambas definiciones encajan perfectamente en la actual situación socio-política por la que estamos atravesando en España en donde, cada día, los suntuosos gastos son aprobados mediante Decretos y con creaciones de nuevos “chiringuitos”, secretarías generales, Asesores y hasta denominaciones absurdas pretendiendo justificar que, dada la complejidad del nombrecito, nadie pueda opinar al no entender su significado. No me extrañaría que nos encontrásemos con la dotación económica para realizar un estudio sobre el “cultivo del champiñón en Groenlandia”.

Hasta aquí, el loro y su chocolate, pero también existe un dicho que nos refiere a que “la mujer del Cesar aparte de ser honrada, debe parecerlo” y en este caso el Gobierno debería hacer bueno ese dicho popular ya que “chocolates” tienen suficientes para ejemplarizar con sus decisiones y dar credibilidad de que defiende las cuentas del Estado (que son nuestros impuestos).  En este gobierno conviven 22 ministerios (Alemania e Italia tienen 14 y Francia 16). El numero de asesores suman ya 1212 con coste estimado de 70 millones de euros; el Ministerio de Consumo (¿recuerdan que existe?) tiene una dotación de 60 millones.

Como se puede comprobar existe mucho chocolate para dar ejemplo.

Los ciudadanos lo agradeceríamos.

 

 

scroll to top