Ascega Hoy

Responsabilidad Social Corporativa

Un artículo de opinión de Javier Rodríguez Losada

Modernamente, las grandes empresas desarrollan políticas, incluso crean departamentos específicos dedicados a generar iniciativas que beneficien al entorno social en el que operan.

A los gallegos, este tipo de iniciativas no nos debería llamar la atención, pues desde hace muchos años, la preocupación social y la solidaridad vecinal han sido muestra de sus habitantes. Y de forma especial, de los emigrantes.

Una muestra y referente histórico es “La Juventud de Cecebre”.  El 11 de Enero de 1918 se fundaba oficialmente la Sociedad Instructiva y de Recreo “La Juventud de Cecebre”, que llegó a tener una delegación en New York en 1919.

Gracias a las aportaciones de los socios americanos, en 1922 se construía la sede del Centro Social, todavía en pié,  de la Juventud, en octubre se inauguraba formado por dos magníficos edificios; en el primero acoge un amplio auditorio que también sirvió de cine, y en un segundo edificio, la planta baja es un amplio restaurante con zona de baile, rodeado por una segunda altura en forma de balconada, que le da un aspecto señorial.

Podemos hablar de una instalación multiusos o versátil, pues en 1929 acogía la escuela. Inicialmente dirigida a los niños, fue también utilizada como centro educativo para adultos, dado el alto grado de analfabetismo en la Galicia de la época.

La Juventud es referencia, pues fue una de las primeras asociaciones fundadas  y una de las pocas todavía en funcionamiento.Además, es destacable la vocación solidaria de los emigrantes de Cecebre en Nueva York, que consideraron necesario tomar medidas una vez que, llegados a New York,  se encontraban no preparados, al no saber apenas leer ni escribir.Ya no en inglés, sino en español.

Querían para sus vecinos un futuro mejor, y que aquellos a los que animaban a unirse a la aventura americana, tuvieran mejor preparación que ellos

Con diferentes usos hasta la fecha y entre escenarios políticos tan diferentes como los sufridos en España en la primera mitad del siglo XX, La Juventud de Cecebre sigue hoy acogiendo actuaciones y conciertos en su auditorio, y muchas familias y vecinos acuden a disfrutar de los servicios de hostelería.

A punto de cumplirse 100 años de la inauguración del centro social, es de justicia acordarse del puñado de emigrantes que lo hicieron posible.

Gracias

 

scroll to top