Ascega Hoy

La Pistola

Artículo de opinión de Juan José Lojo Fandiño

El exvicepresidente del Gobierno y exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, defiende en su primera tribuna en ‘Ctxt‘, medio para el que colabora tras abandonar la política, que las izquierdas «diferentes al PSOE» en todo el país deben asumir que la «alianza» con los socialistas es necesaria para impedir la posibilidad de que PP y Vox puedan gobernar.

 

Según parece Josep Goobbles el jefe de la propaganda nazi escribía ‘cuando oigo hablar de cultura, echo mano de mi pistola’. Y Pablo Iglesias ha de saber que los españoles tenemos poco apetito de jugar con fuego, y de la delgada línea que separa la guerra cultural de la civil. Fracasó en su intento de crear una ideología basada en su propia personalidad y está más interesado en manipular al poder que en ejercerlo, y por lo tanto se encuentra más cómodo en el territorio populista y callejero que en el parlamentario

 

La pistola con la que ilustra su aparición como “cronista” político representa a una Luger, pistola que utilizaban los nazis y aparecen en ella las siglas del PP y Vox, incluso se puede detectar el nombre de “prensa”. Las únicas pistolas de las que yo he tenido noticias eran las de ETA, GRAPO, FRAP Y GAL. Todos ellos grupos terroristas que llenaron de asesinatos las crónicas más negras de la historia de España

 

Si la política que defiende el Sr. Iglesias es la que necesita de pistolas condiciona seriamente su capacidad moral e intelectual. La democracia no se basa en la fuerza impuesta por las armas, la única munición que yo conozco y reconozco es el voto libre depositado en las urnas. Es necesario, por tanto, urgente diría yo, que este personaje aclare el significado de su post y la dirección de su discurso. España necesita concordia, los ciudadanos, las empresas y la economía. Todo ello mejorará si se trabaja en ello desde los acuerdos y la unidad.

 

Deje en paz a los ciudadanos que bastante crispados estamos y dedíquese a otros menesteres que le pueda encomendar su íntimo amigo Jaume Roures a quien sin duda le debe bastante.

 

NUNCA LAS PISTOLAS DEBEN SERVIR PARA UNA CRONICA.

scroll to top